26 diciembre, 2007

Pescando en un barril

Hace años, no recuerdo cuántos, escuché una canción. Hablaba de imágenes que inundan los sentidos, de sentimientos que colman el alma. Aunque sencilla, me pareció memorable, digna perdurar en el recuerdo o formar parte de una colección. Pero tras el final de la canción -no recuerdo si en la radio o la televisión, creo que fue en televisión- nadie mencionó el título o el nombre del autor. Sólo pude quedarme con una tormenta en el desierto y un océano somnoliento y azul.
¿Cómo iba a encontrar esa canción sin un autor o un título? ¿Qué posibilidades había de que uno de mis conocidos reconociese una canción cualquiera por un par de versos en inglés? Así, anónima, la canción fue cubierta poco a poco por el agua del devenir de los días, hundida en el barril de mi memoria. Sin embargo, como si fuese un tesoro sumergido, algo digno de ser rescatado del mar del olvido, mi mente guardó un mapa con unas pistas, un mapa que decía "como una tormenta en el desierto, como un océano somnoliento y azul".

Pasaron los años y varias veces toparon mis pensamientos con ese mapa, pero la canción seguía perdida en el océano del mundo, y sin ninguna pista más, volví a guardar el mapa todas aquellas veces. Hasta que un día, la misma persona miró el mismo mapa sobre el mismo tesoro, salvo que esta vez, había algo de lo que no disponía las otras veces. Quizá pareciera algo prosaico, excesivo, demasiado directo quizá, pero era perfectamente capaz de encontrar la canción dentro del océano del mundo, de rescatarla del fondo de la memoria. No se trataba de otra cosa más que de lo que te permite leer esta historia, de internet.
Un par de frases en un buscador, visitar una página y ahí estaba la canción, el tesoro hundido. Fue tan fácil, tan rápido. Quizá incluso demasiado fácil, pues a menudo el valor de las cosas depende de lo que nos cueste conseguirlas. Cruzar el océano del mundo, sondear el mar de la memoria... y sin embargo fue, como pescar en un barril.

O quizá internet no sea prosaico, sino un milagro tan cotidiano, que ya no nos damos cuenta.

Pero en fin, aquí está el tesoro y pese a lo rápido de la captura, creo que tiene valor por sí mismo. El orfebre, ahora tiene nombre y se llama John Denver. El nombre de la persona a quien se dedica la canción, debe estar hundido en otro barril.



Annie´s Song
La canción de Annie

You fill up my senses
Tú colmas mis sentidos
like a night in the forest
como una noche en el bosque
like the mountains in springtime,
como las montañas en primavera,
like a walk in the rain
como un paseo bajo la lluvia
like a storm in the desert,
como una tormenta en el desierto,
like a sleepy blue ocean
como un océano somnoliento y azul
you fill up my senses,
tú colmas mis sentidos
come fill me again.
ven lléname otra vez.

Come let me love you,
Ven déjame amarte,
let me give my life to you
déjame darte mi vida
let me drown in your laughter,
déjame ahogarme en tu risa,
let me die in your arms
déjame morir en tus brazos
let me lay down beside you,
déjame yacer a tu lado,
let me always be with you
déjame estar siempre contigo
come let me love you,
ven déjame amarte,
come love me again.
ven ámame otra vez.

You fill up my senses
Tú colmas mis sentidos
like a night in the forest
como una noche en el bosque
like the mountains in springtime,
como las montañas en primavera,
like a walk in the rain
como un paseo bajo la lluvia
like a storm in the desert,
como una tormenta en el desierto,
like a sleepy blue ocean
como un océano somnoliento y azul
you fill up my senses,
tú colmas mis sentidos
come fill me again.
ven lléname otra vez.




Etiquetas: , , , ,

9 Comments:

At 8:44 p. m., Blogger Calle Quimera said...

Preciosa canción,y gracias por traducirla.Todavía quedamos algunos que no hablamos inglés.SALUD¡¡.

 
At 9:29 a. m., Blogger Calle Quimera said...

Mereció la pena perseverar en el intento, la canción lo vale no solo por la música, sino por la belleza de la letra.

Pues me has dado una alegría... Yo soy el desastre mayor del reino en cuanto a títulos se refiere, raro es el que recuerdo... Y esta es de esas canciones que me gustan muchísimo y que no sé cuál es. Ahora tiene nombre para buscarla.

Un besote.

 
At 4:51 p. m., Blogger Sluagh said...

Me alegro de que os haya gustado. La letra es sencilla pero muy hermosa.
El título, como no se ve reflejado en la letra, es algo difícil de recordar. Según un artículo de la wikipedia, su autor escribió la canción como una oda a su esposa. Lo hizo en apenas 15 minutos, mientras ascendía una montaña en un ascensor de una estación de esquí, como una manifestación de las sensaciones que había experimentado mientras esquiaba y cómo la manera en que le habían inundado estas sensaciones le recordaba a su mujer.

Un abrazo.

 
At 3:23 p. m., Blogger Calle Quimera said...

Feliz año, Sluagh. Que deje en tu vida un buen recuerdo.

Besos y salud.

 
At 6:22 p. m., Blogger Calle Quimera said...

Na,que pasaba por aquí.....salud¡¡¡.

 
At 7:58 p. m., Blogger Sluagh said...

Feliz año Avalon y Etinacardia. Que os colme de felicidad y experiencias todo lo posible.

Un abrazo

 
At 7:58 p. m., Blogger Sluagh said...

Con la salida y entrada de año, llevo bastante tiempo ausente. A ver si me pongo al día :P

Saludos y feliz año a todos.

 
At 7:59 p. m., Blogger Calle Quimera said...

Espero que todo vaya bien....SALUD¡¡¡

 
At 2:24 a. m., Blogger Sluagh said...

¡Hola! Sí, todo va bien, gracias por preguntar Etinarcadia.
Entre el cambio de ritmo del final de las vacaiones y el comienzo de las clases, y unos trabajos que tenía que terminar esta semana, he estado un poco perdido últimamente. Pero por suerte ya voy recuperando el ritmo habitual.

Saludos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home