06 marzo, 2009

Hijos del vacío




A Vision

Una Visión
There is an hour at night full of an awesome wonder,
Hay una hora en la noche llena de una maravilla impresionante,
When universal silence o'er the whole world lies
Cuando el silencio universal descansa sobre el mundo entero
And when the cosmic chariot rolls, wakening no thunder,
Y cuando el carruaje cósmico rueda, sin levantar trueno alguno,
Into the sanctuary of the skies.
En el santuario de los cielos.

The dark of chaos comes, land, sky and water merging;
La oscuridad del caos llega, tierra, cielo y agua fundiéndose;
Sleep Atlas-like treads earth, its weight like lead;
El Sueño, como un Atlas, hoya la tierra, su peso como el plomo;
The gods with dreams prophetic fire the virgin
Los dioses prenden con sueños proféticos la virginal
Soul of the Muse; all else is dead.
Alma de la musa; todo lo demás está muerto.


As Is The Globe Embraced By Ocean
Igual Que El Globo Es Abrazado Por El Océano

As is the globe embraced by ocean, so
Igual que el globo es abrazado por el océano, así
Embraced is earthly life by dreams and fancies.
Abrazada es la vida terrenal por sueños y fantasías.
Night comes unsought, and at the shore's defences
La noche viene sin ser llamada, y contra las defensas de la orilla
The breakers strike blow after blow.
Las enormes olas descargan golpe tras golpe.

Their call is loud: they plead and onward urge us...
Su llamada es poderosa: nos imploran e instan a avanzar...
A magic boat waits in the harbour - we
Un barco mágico espera en el puerto - nosotros
Are by the tide borne off that round us surges
Somos arrastrados por la marea, aquella que nos rodea y empuja
Into the seas' infinity.
A la infinidad del mar.

From out the depths the sky stares, strange and boundless,
Desde las profundidades el cielo observa, extraño e infinito,
By blazing stars in all their glory lit,
A través de estrellas fulgurantes en toda su gloria iluminado,
And we sail on, the vastness all around us
Y seguimos navegando, la vastedad a nuestro alrededor
A fathomless and fiery pit.
Un foso insondable y llameante.


Silentium
Silentium
Speak not, lie hidden, and conceal
No hables, permanece escondido, y oculta
the way you dream, the things you feel.
la manera en que sueñas, las cosas que sientes.
Deep in your spirit let them rise
En lo profundo de tu espíritu deja que se alcen
akin to stars in crystal skies
semejantes a las estrellas en cielos cristalinos
that set before the night is blurred:
que se ocultan antes de que la noche se emborrone:
delight in them and speak no word.
deléitate en ellos y no digas palabra.
How can a heart expression find?
¿Cómo puede un corazón encontrar su expresión?
How should another know your mind?
¿Cómo podría otro conocer tu mente?
Will he discern what quickens you?
¿Apreciará él aquello que te inquieta?
A thought once uttered is untrue.
Un pensamiento una vez pronunciado es incierto.
Dimmed is the fountainhead when stirred:
Turbio queda el mantial cuando se remueve:
drink at the source and speak no word.
bebe de la fuente y no digas palabra.
Live in your inner self alone
Vive solo en tu yo interior
within your soul a world has grown,
dentro de tu alma un mundo ha crecido,
the magic of veiled thoughts that might
la magia de pensamientos velados que podrían
be blinded by the outer light,
ser cegados por la luz exterior,
drowned in the noise of day, unheard...
ahogados en el ruido del día, inadvertidos...
take in their song and speak no word.
únete a su canción y no digas palabra.

Fyodor Ivanovich Tyutchev


Se podría pensar del vacío que es aquello que queda tras la existencia de algo, una nada estéril, algo inerte e inmóvil que no da origen a nada.
Creo que es lo contrario. El vacío es en la misma o mayor medida, el preámbulo, el origen de las cosas, de la existencia en sus múltiples y diversas formas.

Al vacío de una habitación llegan los muebles.
Del silencio entre dos personas nace la conversación.
De la ausencia surge el retorno.

Si el vacío fuese un valor, un número, ¿cuál sería? ¿cuál le asociaríamos? Se podría pensar que el cero es la magnitud que le corresponde. Pero el cero es un valor nulo, estable, inmóvil, estéril. Una ausencia en un equilibrio perfecto, un valor contenido en sí mismo que no contiene nada.
Creo que el vacío es más bien un valor negativo, una magnitud por debajo del cero. Pues el vacío no contiene nada, pero podría contener muchas cosas. El vacío espera ser llenado, es potencialidad, espacio abierto para lo positivo, para que algo ocurra, venga o exista. Una matriz abierta, una posibilidad que no ha ocurrido, pero que está ahí, implícita, latente. Casi una fuerza motora que llama a las cosas a ser, que invoca a la existencia a su seno ¿Cómo algo que fuese un cero podría generar tantas cosas?

Del descanso de un día viene la actividad del siguiente.
De la incompletitud de un alma nace el amor.
De la soledad de una pareja nacen los hijos.

A veces, algo que no existe posee una fuerza motora mayor que aquello que ya es.

Un canal vacío, es capaz de atraer el agua del río. Uno ya lleno no crea corriente.
Una ciudad que no se ha construido mueve a colonos y arquitectos. Una que ya se ha levantado no inquieta a ninguno de ellos.
Un lienzo en blanco hace que un pintor cree, trace y mezcle colores durante horas y horas. Un cuadro pintado sólo puede observarse.

Igual que la nada mueve y moldea el mundo exterior, también lo hace en nuestro interior. Lo que conocemos y lo que no, lo que tenemos y de lo que carecemos, lo que hemos echo y lo que aún no hemos realizado.

De la ausencia de otras voces en nuestro interior surge nuestra identidad.
Del desconocimiento de otras perspectivas nace la subjetividad.
De la falta de empatía brota la intolerancia y el egoísmo.

¿Deseamos realizar lo mismo dos veces? Depende de lo lleno que haya quedado el vacío de nuestro deseo o el de nuestra inexperiencia.

Del desconocimiento surge la curiosidad.
De la falta de precedentes nace la maravilla.
Al vacío en los mapas acuden los exploradores.

Vacío y ser se delimitan y dan forma mutuamente. A veces, cuanto más conocemos, más somos conscientes de aquello que ignoramos, de lo que nos queda por aprender. Quizá por eso los que más saben son los que más quieren aprender, los que más han amado los que más desean amar... u odiar.

La tristeza es la ausencia dejada por la felicidad.
De la falta de correspondencia de un amor nace el despecho.

Dicen que los humanos somos seres imaginarios. No porque no seamos reales, sino porque somos capaces de imaginar, de pensar, de dar existencia en nuestra mente a cosas que no son, que no existen. Vemos, vivimos, en dos mundos: el que es y el que podría ser.

Lo que existe, o lo que conocemos, nos da ideas, principios, muestras de lo que podría ser. Pero sólo lo que no es (lo que no existe, lo que no conocemos, lo que no hemos hecho) tiene la posibilidad de existir, de realizarse, de ser llevado a cabo... en resumen, de despertar nuestro deseo, nuestro movimiento, la fuerza de nuestra voluntad, de prender la chispa divina de nuestro interior, pues esa llama, sólo prende en la Nada.

Si Cervantes hubiese descubierto que El Quijote ya estaba escrito, ¿hubiera empezado a escribirlo?
Si la gravedad ya hubiera sido nombrada, ¿Newton se hubiera molestado en darle nombre?

Nuestra mente, nuestras perspectivas, deseos y proyectos, son como una oscuridad estrellada.
Lo que conocemos o hemos echo, una luz en la negrura, un punto donde se rompe el vacío, donde se ilumina la oscuridad. Cada hecho o dato es una estrella; lo que queda por hacer o conocer es la nada, la oscuridad sin habitar o explorar.

Si el cielo está completamente poblado de estrellas, plagado de luces, no queda nada por iluminar. No hay oscuridad, no queda nada por hacer.
Si el cielo es completamente oscuro, está desierto y no lo habita ninguna estrella ¿cómo saber si hay cielo? ¿cómo distinguir si vemos la oscuridad o si simplemente estamos ciegos?

Aunque la oscuridad del cielo sea en principio infinita; sin estrellas que lo pueblen, que lo delimiten, éste es imposible de medir. Es como si no tuviera espacio o medida. Sin embargo, cada estrella que se enciende, que se une a la noche, aparte de ocupar un espacio, que ya no se podrá cubrir otra vez, delimita otra región de vacío, cartografía una nueva área de negrura. Gracias a esa nueva luz nos damos cuenta de que el cielo oscuro continúa, no acababa junto a la estrella de antes, si no que prosigue más allá, con más y más extensiones de vacío. Y ese vacío, aunque negro y hueco, está preñado de posibilidades, de respuestas a preguntas que quizá aún no se han formulado, de una nueva (pues aunque siempre estuvo allí hasta ahora no la habíamos contemplado) extensión de tercioperlo en la que seguir cosiendo estrellas.


Fyodor Ivanovich Tyutchev es uno de los grandes poetas rusos del siglo XIX.
Como otras veces, el hilo que lleva al ovillo es casual y remoto, pero infalible, pues es él y no otro el autor tras la letra de The Dull Flame of Desire de Björk.
Podéis leer más de sus poemas aquí.

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

At 5:36 p. m., Blogger Ashbless said...

Hola, me ha gustado mucho la entrada, y las distintas maneras en que te acercas al vacio.

No es este el momento de comentar más. En un rato espero leer de nuevo con más detenimiento la entrada y poder darte la respuesta que merece un texto tan rico y profundo.

Bienvenido, una vez más, a tu propio laberinto.

Besos

 
At 3:29 a. m., Blogger Calle Quimera said...

Sluagh, iba ya de retirada, pero al verte en casa de Ashbless he pensado que quizás tu laberinto volvería a estar habitado, he pinchado y...aquí estabas. A estas horas las letras me bailan ya, volveré mañana a leer tu último post con la atención que merece y que ahora no soy capaz de prestarle, pero no podía irme sin dejarte un afectuoso y cálido saludo y sin decirte que me alegra muchísimo tu vuelta.

Besos.

 
At 10:48 a. m., Blogger Sluagh said...

Hola Avalon. Gracias por tu caluroso saludo, aunque a veces me cueste, siempre es un placer volver por aquí y reencontrarme de nuevo con vosotros, la gente de Calle Quimera y el resto de vecinos de este rincón del mundo.
Por cierto Avalon, vi en la Última Partida que estabas buscando algún libro de poemas de Macneice descargable por Interntet, pero sin éxito (muchas cosas, por desgracia, son difíciles de encontrar en Internet). No es mucho y quizá ya los conozcas, pero en una de las páginas de poemas que suelo utilizar, busqué y tienen unos cuantos poemas de Macneice, 16 para ser exactos. Si quieres mirar, la página se llama Poemhumter y el enlace al apartado de Macneice es este.

Besos

 
At 1:01 a. m., Blogger Calle Quimera said...

Sluagh, eres tan encantador como Ashbless... No sé cómo darte las gracias. Solo conocía un par de los poemas que están en la dirección que me facilitas, así que teniendo en cuenta que hallar algo de Macneice es casi misión imposible esto es todo un logro.

Sí que cuesta volver, yo eso también lo sé... Llevar un blog adelante es una hermosa, pero conlleva unas obligaciones que a veces no se pueden compaginar con las de la vida diaria. O simplemente no se tienen fuerzas. Pero alegra tanto volver a ver a los viejos conocidos y amigos, ¿verdad..?

Es una visión ésta que das del vacío muy interesante: el vacío como potencialidad; al no contener nada estaría capacitado para contenerlo todo, y sería el impulsor de deseos y proyectos nacidos de la necesidad , curiosidad o simple satisfacción por rellenar huecos. El vacío, en principio yermo, podría ser la fuente de toda fertilidad, aunque suene paradójico. La cuestión es que para que sea así se necesita de la cooperación de los humanos, y..¿a cuántos les da miedo la nada, partir de cero en realidad, y no creen mejor conformarse con reinventar la sopa de ajo? ¿Cuántos están dispuestos a subirse al trapecio sin red debajo? Poquitos, pero mientras existan hay posibilidad de que eso que podría ser sea alguna vez.

Besos, Sluagh, y nuevamente gracias por ese enlace.

 
At 11:06 a. m., Blogger Sluagh said...

Me alegro de que te haya aportado algo el enlace, Avalon.
Sí, no todo el mundo tiene el valor o la energía suficiente para mirar al vacío y ver lo que se podría levantar allí, de hacer algo nuevo, empezar de cero, cuando es más fácil seguir haciendo lo mismo, ya sea lo que uno lleva haciendo desde siempre, o como dices tú, reinventar la sopa de ajo (jaja, buen símil) que ya hicieron otros. Quizá por eso a los pioneros y los genios se les llame a veces locos, o sean estas cualidades que van de la mano.

Besos.

 
At 5:36 p. m., Anonymous Lughnasad said...

Es una lástima que no escribas de forma más regular, pero entiendo que todo debe ir a su ritmo (a tu ritmo).
Excelente re-entrada sobre, nada más y nada menos que el vacío.
Habría bastantes cosas que comentar, pero me quedaré con una.
Generalmente el vacío nos da pánico, ser los primeros en llenarlo nos produce congoja, para eso están los pioneros, los genios.
¿Qué produce más terror a un escritor que una hoja en blanco? ¿Qué produce más terror a un bloguero que la primera entrada?, pues todo su espacio está vacío.

Bienvenido, de nuevo, Sluagh, a tu bitácora.

 
At 5:31 p. m., Blogger Sluagh said...

Gracias Lughnasad por pasarte a leer y pararte un momento a comentar.
A mí también me gustaría actualizar más a menudo, pero es algo que por una cosa u otra, no sale u ocurre siempre. Por algo será.
Es cierto que el vacío produce miedo muchas veces. Empezar un proyecto o realizar algo por primera vez, ya sea desde el punto de vista personal o colectivo, es como caminar por terreno incierto e inseguro. Las personas estamos acostumbradas a actuar arropadas por la costumbre, respaldadas por precedentes y conocimientos del estilo causa-efecto. Pero lo que se realiza sobre el vacío, lo nuevo, supone un cambio, y como todo cambio, encierra algo de emoción, pero sobre todo de miedo.
Como dices, asusta mucho más pasar de 0 hojas a 1 hoja, que de 1 hoja a 100. Pues aunque cuantitativamente el salto sea menor, cualitativamente, de nada a algo ocurre un cambio mucho mayor, y por lo tanto más atemorizante.

Saludos y bienvenido, Lughnasad.

 
At 7:34 p. m., Blogger Chanthy said...

Yo sólo buscaba los poemas de él...tu has puesto la música y el contexto ha sido recreado! lindo post!

 
At 2:36 p. m., Blogger Sluagh said...

Hola Chanthy. Me alegro de que te haya gustado y hayas encontrado algo de utilidad.
Como decía en el post, en Poemhunter puedes encontrar más poemas de Tyutchev.

¡Saludos!

 
At 6:43 p. m., Anonymous Suldu said...

Interesante reflexión sobre el vacío y como puede ser algo más que nada. La música que has elegido está muy acorde con tu reflexión, aunque no sé si soy muy objetivo porque me encanta el compositor. Espero que podamos seguir imaginando dentro del laberinto que guardas tú y perdernos muchas veces para volver a encontrarnos.

Un abrazo.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home