25 noviembre, 2007

La Primera Puerta

Tras mucho tiempo, vueltas y sobre todo presión de mi hermano, finalmente he decidido comenzar a escribir en este blog. Si se convierte en una bitácora, una enumeración de gustos musicales, literarios y cinematográficos o una serie de reflexiones más o menos pedantes, sólo el tiempo lo dirá, aunque de momento creo que tenderá sobre todo a estas dos últimas cosas. Sea lo que sea, me daré por satisfecho con que alguien encuentre en él de vez en cuando algo que le resulte útil o entretenido.

El título, obviamente, viene de la película "Dentro del Laberinto". Aunque el planteamiento pueda parecer algo infantil, es una película recomendable para cualquier público, pues aparte de poseer una atmósfera hermosa, surrealista y muy bien lograda, contiene mensajes muy interesantes y nada infantiles. Otro título que me influyó ligeramente a la hora de titular el blog, pues había acabado de leerlo hace poco, fue "El ciclo de la Puerta de la Muerte", que aunque no se encuentre entre los grandes títulos de la literatura universal, es una lectura entretenida y contiene varias ideas interesantes y originales, al menos dentro de un género tan manido como la fantasía.

Cuando pensamos en un laberinto, imaginamos un lugar confuso del que se desea salir, lleno caminos entrelazados, todos ellos inútiles, menos uno que conduce a la salida. Pero el concepto de laberinto es algo que ha manejado la humanidad desde tiempos remotos y con diversos significados. Para algunas culturas de la antigüedad el laberinto era símbolo de búsqueda espiritual, de realización e iluminación. Su recorrido simbolizaba un desarrollo personal, y llegar a su centro la comprensión final de alguna verdad trascendente. En tumbas romanas se han encontrado dibujos de laberintos con dos trayectos trazados, desde el exterior al centro y luego de vuelta al exterior. Uno simboliza el viaje de la vida a la muerte y el otro el camino de la muerte a la otra vida. En la Europa de la edad media el laberinto simbolizaba el duro camino hacia Dios, la entrada del laberinto representaba el nacimiento y el centro del laberinto a Dios. Con este significado se trazaron laberintos en algunas catedrales góticas, los cuales aún pueden verse hoy día. En la actualidad hay quien utiliza los laberintos como instrumentos de meditación. Los giros y vueltas hacen que el visitante pierda conciencia del mundo exterior, alcanzando un estado mental relajado, libre de diálogo interno.
Si la vida es un laberinto, el camino no es único y el centro del laberinto, aunque sea solo uno, no es inmóvil. Pues según el camino que elijamos también cambiará la meta, ya que aunque lo que nos espera al final del laberinto no es otra cosa que nosotros mismos y eso no puede cambiarse, del camino que tomemos dependerá cómo es la persona que encontremos allí.

Así que, aunque pocos pasos pueden considerarse los primeros sino parte de caminatas emprendidas hace tiempo, al menos en este blog, como dirían los personajes de cierta novela, ya hemos cruzado la Primera Puerta.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

At 9:38 a. m., Blogger Ashbless said...

Ya era hora que cruzaras la puerta!

Como todas las decisiones, esta puede tardar toda una vida, o apenas segundos, pero trasponer el umbral es cosa instantanea.

Ahora que ya has cruzado al otro lado, hay muchas cosas desde aquí. Espero que sea un viaje interesante descubrirlas. Yo estaré visitandote, a ver si me sorprendes y enseñas cosas.

Un abrazo

 
At 3:19 p. m., Blogger Sluagh said...

Muchas gracias.
La verdad es que me he decidido gracias a tu apoyo y sobre todo a tu insistencia.

Un abrazo

 
At 6:39 p. m., Anonymous Lughnasad said...

Pues si la primera puerta está abierta, con tu permiso, me interno en el laberinto.
Bienvenido a la blogosfera!!

 
At 10:22 p. m., Anonymous suldu said...

Me adentro con sumo placer en este laberinto, del que espero ser, aunque sólo sea parcialmente y en una pequeña parte, responsable de alguna de las influencias que te han llevado a elegir el título.
Con sumo placer espero encontrarte en las diversas estancias/lugares/encrucijadas de este laberinto y que seas mi anfitrión.

Un abrazo muy fuerte.

 
At 12:21 a. m., Blogger Sluagh said...

Muchas gracias lughnasad por tan calurosa bienvenida, da gusto comenzar así.
Nos vemos en la blogosfera.

 
At 12:28 a. m., Blogger Sluagh said...

El placer es mío Suldu, por su puesto contaba con tu compañía por estos rincones. Y muchas gracias de nuevo por prestarme los siete libros del Ciclo de la Puerta de la Muerte, alguno de los cuales te devolví algo baqueteado. Aunque tenía algo de miedo a la fama ligeramente culebronera de los autores, la verdad es que me gustó mucho la saga y me enganchó durane los siete libros, que tiene su mérito.

Un fuerte abrazo.

 
At 5:12 p. m., Blogger violetta said...

Al igual que tu, tengo relativamente poco con mi blog, (exacta comparación que haces de él con una puerta, con un acceso a un mundo diferente por completo!)

Cuenta con un amigo, y espero me visites algún día....

Saludos y un abrazo...

 
At 12:13 a. m., Blogger Sluagh said...

Gracias violetta por tu apoyo y tu cálido recibimiento, cosas a agradecer, especialmente en el comienzo de algo tan personal como un blog.
Ten por seguro que recibirás más de una visita mía.

Saludos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home